Tomó el Tren de la victoria

w1La tarde del domingo 21 de septiembre del 2014 a las 16hs volvía a vestir al Gigante de Arroyito de azul y amarillo por el torneo doméstico recibiendo al irregular Arsenal de Sarandí de Martín Palermo con el arbitraje de Federico Beligoy.

El Auriazul debía mostrar ante su gente un cambio de actitud futbolística, dado que en esta última semana recibió dos grandísimos cachetazos; primero en la dura derrota (1-4) frente a Tigre y luego quedando eliminado en manos de Boca por Copa Sudamericana.

La tarde no iba arrancar de la mejor manera, ya que a los 7′ el ex discutidísimo Canalla, Emilio Zelaya, iba aprovechar un yerro de carácter amateur de la defensa rosarina para definir ante Caranta, y poner a los de Sarandí en ventaja.

Es incomprensible la falta de comunicación que existe entre los protagonistas, principalmente en el sector defensivo, de Rosario Central; ya que en esta última semana se vieron varios choques entre jugadores Auriazules. En el día de hoy existieron dos: el primero fue a mi entender entre Elías Gómez y el rústico Acevedo, dónde entre ambos se pelearon para rechazar de cabeza y dejar habilitado a Zelaya para definir al gol. Y la segunda se dió en la parte complementaria, cuando Lucas Acevedo fue nuevamente protagonista de cabecearle toda la cara a su compañero de zaga central, Tomás Berra. Haciendo memoria, en este último jueves con Boca también existió un choque entre dos jugadores Auriazules, y en el pasado sábado con Tigre, antes de que Rincón tocara para el tercero de los de Victoria; falto comunicación entre Donatti y Acevedo, y luego ante el “hoy inseguro” Mauricio Caranta dudando de salir a cortar.

Lamentablemente este gol, más la seguidilla de bloopers no ayudaba a Rosario Central en ir a la búsqueda del empate; dado que en los primeros 45′, el Auriazul careció de situaciones de gol, salvo a los 27′ mediante un magistral pase de Pablo Bécker hacia la entrada del colombiano José Valencia, encontró al centrodelantero parándola de pecho para definir de sobre pique por encima del horizontal de la cabecera de Regatas. Y luego a los 45′ por un tiro libre de Pablo Bécker que se estrelló en el travesaño. Estos dos ya comenzaban a demostrar que clase de comunicación podían llegar a tener para el gol.

En ese primer tiempo, no hubo mucho más en cuanto a peligro; pero si mencionar la pálida actuación arbitral de Federico Beligoy; ya que a los 23′ no cobró un clarísimo penal del arquero Andrada ante la humanidad del “Tony” Medina, marcándole sus botines como tatuaje en la pierna del chaqueño. Qué debe ocurrir para que cobren a favor un penal? Existen otros equipos, que con tan sólo soplarle a sus jugadores le cobran penales insólitos…

También quiero hacer mención, que al lateral izquierdo de Damián Pérez le perdonó la expulsión, ya que recién al segundo murrazo decidió amonestarlo el juez arbitral.

Al despertar la segunda etapa, a los 40”, el “Tony” Medina tuvo el empate frente a Andrada, pero se nubló en la definición al gol.

Luego a los pocos minutos, la visita pudo ampliar su ventaja en el marcador, cuando trás un centro cruzado de derecha a izquierda, Pablo Burzio en posición de “7″ le ganó la espalda a su marcador, Elías Goméz, definiendo al gol frente a Caranta, pero lo encontró al lateral izquierdo remediando su error y evitando dicha caída.

Pero se observaba y se transmitía que el Canalla no podía caer derrotado ante un Arsenal “tan pobre”; ya que a los dirigidos por Martín Palermo, no se le caían una idea y en el libreto no tenían mucho más para demostrar en el Gigante. Pero en Central, cuando el balón pasaba por los pies de Pablo Bécker, las ganas que mostraba José Valencia, y las atrevidas subidas por derecha de Antonio Medina; hacían ilusionar que la paridad podía llegar en cualquier momento…

Pero para Russo, al “Tony” el encuentro le quedaba grande, optando a los 17′ sustituirlo por el uruguayo Sebastián Abreu. Creo que en el día de hoy, existían otros nombres propios para abandonar el terreno de juego, y no era el del “chaqueño”; como por ejemplo Nery Domínguez.

Los minutos corrían en el reloj, y a los 21′ el Auriazul avisó cuando encontró Paulo Ferrari rematando al gol en ubicación de extremo por derecha, pero el mismo finalizaría con una buena atajada de Andrada con rebote hacia al medio para José Valencia que al ejecutar de derecha encontró a Nervo desviándola al tiro de esquina.

Desde ese tiro de esquina se iniciaría el gol del empate de Rosario Central, cuando trás ese corner ejecutado desde la derecha por Leonel Jonás Aguirre, encontrarían una serie de rebotes, derivando el balón hacia el sector izquierdo para que Lucas Acevedo ejecutara un centro pasado hacia el segundo palo, para que un inspirado Abreu la bajara con su cabeza hacia el corazón del área, para que la mordida tijera del “Trencito” Valencia habilitara sobre el otro palo a la mediavuelta de Damián Musto para vencer la resistencia de Andrada, y escuchar el grito de gol de desahogo de todo el estadio.

El Auriazul no se quedó de brazos cruzados y salió a ganarlo, y a los 27′ lo encontró nuevamente al “Trencito” Valencia de asistente de gol, esta vez direccionando un gran centro desde la derecha a la cabeza de Abreu que de manera exquisita definió al gol, pero el travesaño le esquivo su suerte.

Eso no quedaría así, y 4′ después, se observaría la mejor pincelada de fútbol en los pies de Pablo Bécker, eludiendo a tres rivales sobre el sector derecho para finalizar con una habilitación a Valencia, que como marca el manual de goleador definió de primera instancia sobre la salida de Andrada para decretar el 2 a 1. Golazo por la creación de la jugada, y el gol del “Moreno” que se lo merecía por todo el empeño que puso en esta tarde soleada del Gigante.

Antes que Arsenal pudiera complicar esta victoria, el Canalla ensayó una contra de excelencia, cuando Nery Domínguez habilitó en profundidad por el carril del “9″ a la entrada de José Valencia, quién al quedarle el balón atrás, decidió picarla desde afuera del área por arriba de Andrada para conquistar su doblete, y sellar con este golazo la victoria Auriazul por 3-1.

No hubo mucho más para contar sobre el encuentro.

Como conclusión, está más que claro que tanto Pablo Bécker como José Valencia deben jugar en la alineación titular; sin entender porque no han estado el jueves pasado frente a Boca Juniors. Punto a mejorar con urgencia, es el sector defensivo, primeramente entiendo que sería una buena oportunidad para ofrecerle los tres palos al “Melli” García, ya que la inseguridad de Mauricio Caranta en el arco crecer partido a partido. Hoy, salió groseramente en el segundo tiempo, varias veces a cortar centros, quedando en el ridículo y ofreciendo muchísimas ventajas a sus rivales. Y lo segundo, también grave, es la falta de comunicación en el sector defensivo; causando choques entre sí mismo…

Se ganó, pero hay que ser conscientes que ante un mediocre rival!

fuente: canalla.com

Comentarios