Resucitó el empate en el último suspiro…

BOCA

La noche del jueves 4 de septiembre del 2014 a las 21:15hs volvió a tener al Canalla jugando una Copa Internacional, en este caso la “Sudamericana”, con un estadio Gigante de Arroyito colmado y vestido de fiesta, como pocos equipos suelen a relucir en el mundo. Enfrentando a un Boca Juniors con jugadores de poco renombre; y un patético arbitraje de Mauro Vigliano.

Cuando el reloj marcó el instante en que los dirigidos por Miguel Angel Russo entraran al verde cesped, se sintió una sensación y adrenalina de espectáculo de final de Copa Libertadores. Muy poco percibida por los jugadores de Rosario Central en esos primeros 45′…

En la primera etapa mostró a un cansino y deslucido Canalla, tirado en la cancha, sin ideas futbolísticas, cometiendo errores muy infantiles; que fueron muy bien aprovechados por este nuevo Boca dirigido por Rodolfo Arruabarrena para irse en ventaja a los vestuarios.

Ya que el Xeneize sin inquietar demasiado hacia la valla defendida por Mauricio Caranta llegó con “algo de peligro” en dos oportunidades: Primeramente mediante un remate de Daniel Díaz al centro del arco detenido por el arquero; y luego con un fuerte zurdazo desviado de Andrés Chávez sobre el palo derecho del “1″ Auriazul.

Pero increíblemente, Boca Juniors en una aislada situación carente de peligrosidad tuvo la apertura del marcador con un centro de derecha a izquierda de Leandro Marín que coló sobre el segundo palo al arquero cordobés. No es el primer gol que le convierten por esta vía al Auriazul…

No hubo mucho más para contrar en esos primeros 45′…

En la segunda etapa el Canalla salió con una variante, ingresando Pablo Bécker por un perdido Antonio Medina. Con este cambio se esperaba que el local tuviera más fútbol hacia la búsqueda del empate…

Mucho fútbol no hubo, pero Rosario Central con el empuje de la hinchada, más la gran actitud de Rafael Delgado acorralaron al Xeneize sobre el arco de Génova defendido por Agustín Orión.

Esta condición dispuso al Auriazul con cuatro clarísimas chances para el empate, que no tuvieron suerte en la red:

6′ ST: Mediante un bochazo desde el fondo a la cabeza Abreu que ganándole a su marcador, peinó para habilitar y dejar cara a cara con el gol a Wálter Acuña, pero el juvenil definió al centro dónde estaba parado el arquero de la visita.

13′ ST: tiro libre Auriazul rematado fuertemente por Delgado que transforma Orión en rebote hacia el medio para el gol de Abreu pero su definición fue hacia a Orión que ataja con un nuevo rebote que para con una “mano” clarísima de penal de Marín, que ignoró el colegiado.

14′ ST: con un centro por izquierda mediante un tiro libre de Delgado al gol de Damián Musto en el centro del área; pero el volante central se nubló y la tiró por arriba del horizontal.

18′ ST: mediante una buena jugada colectiva del Auriazul finalizó en un tremendo zurdazo de Delgado desde afuera del área hacia el horizontal de Orión.

Luego de esta seguidilla de situaciones del Canalla para el empate, Boca dispuso de dos contragolpes para liquidar el encuentro pero la jerarquía de sus protagonistas dejó con vida en el marcador al Canalla.

El partido se moría en la victoria de la visita, generando impotencia en el Auriazul por el terrible arbitraje de Vigliano, por el tiempo que ganó en todo el encuentro Agustión Orión; más la expulsión con poco profesionalismo de Alejandro Donatti, exponiéndose con un trompadón ante la vista del juez de línea y el arbitro. Aunque creo que con una “amarilla” era suficiente; viendo que dicho arbitraje fue tan malo hacia el Auriazul; un jugador con la experiencia de Donatti no puede cometer este tipo de faltas para ganarse la roja…

Debido al tiempo que fue parado el encuentro, entre el tiempo de Orión y la expulsión de Donatti; el arbitro terminó adicionando 5′, que serían el consuelo del Auriazul. Dado que a los 95′ una dura falta frente a Rafael Delgado efectuó un tiro libre afuera de la medialuna de peligro al arco de Génova. Cuando todo hacía entender que la ejecución sería del “3″ como en toda la noche, esta vez se la cedió a Pablo Bécker para que su remate a colocar al palo derecho de Orión rozara en la barrera para decretar el desahogo del pueblo Auriazul para gritar el 1-1…

El partido se terminó con un empate que todavía le da vida para la vuelta…

Para finalizar dejo algunas consideraciones críticas:

La notoria baja performance de Alejandro Donatti; al cuál se lo nota a destiempo en sus rechazos de cabeza, flojo en la salida con sus pies y fuera de distancia a la hora de cruzar, causándole su expulsión.

El egoísmo de Wálter Acuña; en la primera etapa hubo dos situaciones que pudieran haber sido de peligro si el juvenil delantero hubiera optado por tocar primeramente en el desborde de Medina, y otra en la apertura hacia la izquierda del solitario Aguirre.

Las flojas respuestas de Caranta en los primeros remates de los rivales hacia su valla. En el gol creo que pudo haber hecho algo más…

Buen debut en cuanto a la actitud de pedir el balón de Wálter Montoya; ingresando en el momento más caliente del partido, y el juvenil en las pocas que participó mostró gran predisposición para jugar.

El gran cambio en cuanto a lo actitudinal de Rafael Delgado, en la noche se cargó al equipo para la búsqueda del resultado.

A la Bombonera a ganar!

FUENTE: WWW.CANALLA.COM

Comentarios